Diario Escritura Escritura Íntima Poesía

El día que esto haya acabado

El día que esto haya acabado
y lo digan las aves marinas
con un vuelo fugaz desde el centro hasta la costa
y lo canten los grillos mientras amanece
y lo escriban los viejos a mediodía
en el trozo de papel que encuentren
y lo aúlle mi perro lejos de la puerta
lejos de la casa
corriendo por las laderas de la naturaleza que conoce
como me conoce a mí

El día que esto haya acabado
y tener cuerpo tenga sentido:
tener pies, aunque pequeños
caderas, aquellas veces adoradas
hombros “delicados” -dijo el amante,
tener las comisuras de los labios
o una lengua que puede más que la palabra
y tener brazos desde la axila hasta la punta de los dedos
infinitos, para todos

El día que esto haya acabado
y sea mi voz la que te llegue al oído sin intermediario
y sea la acción la que gobierne a la palabra
e irrumpa la risa infundada sobre el miedo
y sea la vida imparable la que expulse
todos los presagios de muerte

El día que esto acabe
no lo hará en un estruendo alborotado
con bailes ni con tambores
porque el día que esto acabe
será con el silencio y su reverencia
en un instante eternizado de asombro
de perdón
y promesa

Ya en los días que sigan
al día que esto acabe
dejaré al cuerpo ser cuerpo otra vez
haré de los amigos la costumbre renovada
habitaré los vientos y la arena y los juncos
y la cumbre nevada y los escarabajos negros…
quizás esos días queme por fin sus cartas
diga que sí quiero
pero sin duda
sin ninguna duda
cuando todo acabe
borraré este poema.

22.03.2020, lectura de Marina Tsvetaieva.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *